20 noviembre 2008

MATA HARI


DIRECTOR: George Fitzmaurice
GUIÓN: Benjamin Glazer, Leo Birinsky
MÚSICA: Franz Schubert
FOTOGRAFÍA William H. Daniels (B&W)
REPARTO Greta Garbo, Ramon Novarro, Lionel Barrymore, C. Henry Gordon, Alec B. Francis, Edmund Breese, Lewis Stone, Karen Morley
USA, 1931, 89min
SINOPSIS: En 1917 vive en París una seductora bailarina que se mueve entre diplomáticos, políticos y militares a los que saca información como espía.
CRÍTICA: Aunque sea por ver a la Garbo y los exóticos modelitos doy por bien empleada la hora y media que dura la película. Hay que situarse en el año 1931, ha terminado la 1ª guerra mundial y el mundo está convulso, como esperando la 2ª. Económicamente las cosas no van bien en la mayoría de los países, así que la gente necesita distraerse y los productores buscan este tipo de guiones para que sean interpretados por actrices y actores que con sólo su nombre atraerán al espectador a las salas de cine. Y visto así, añadiéndole un toque de nostalgia y un poco de historia del cine, se pasa un rato agradable viendo esta película. Si has empezado a verla y has llegado a la mitad sin renunciar, te aconsejo que llegues hasta el final. Es de los que puedes alucinar. Si alguien busca cine del bueno le aconsejo que no pierda el tiempo aquí.

2 comentarios:

La Dama Se Esconde dijo...

Casi no la recuerdo. La vi hace ya tanto tiempo. De todas maneras tiene que haber películas para cada momento. Si necesitas reír, una comedia, llorar, un drama, pasar la tarde…. No todo han de ser obras maestras, creo yo. A mi, por ejemplo me gusta variar, ver cosas muy diferentes y sacar lo positivo, en caso de que lo tengan. Después están las preferencias de cada uno. Muchos factores a tener en cuenta. Cine para todos: cultura y entretenimiento.
Biquiños

FATHER_CAPRIO dijo...

La virtud por excelencia de Mata Hari era, según narran las crónicas, su erotismo. La escena del baile ante la diosa hubiese valido por toda la película si "las castas hermanas de Historias de la Frivolidad", tijera en mano, no nos hubiesen dejado a dos velas. Así, recortada, la película nos deja algún que otro detalle interesante pero la imagen de Mata Hari se distorsiona at infinitum, y tan solo la Garbo con su figura, sus modelitos y sobre todo su categoría como actriz, salva un film que podría haber sido otra cosa pero que no nos han dejado saberlo...