16 octubre 2012

AKIRA KUROSAWA - EL INFIERNO DEL ODIO


Estamos ante una obra de arte, y van… y quedan… Kurosawa escribe el guión a partir de una novela policíaca pero está muy claro que introduce su mano maestra al tocar temas que van mucho más allá de la típica novela policíaca. En su realización utiliza una estructura así mismo propia de un maestro del cine y consigue un suspense angustioso, lejos de lo que se esperaba de él, tan dado al cine de samurais. La idea de situar la casa del rico industrial protagonista, Gondo, en lo alto de una colina, y la del secuestrador abajo, en un suburbio, pero desde donde se ve la casa de Gondo le permite llevar al espectador a los distintos lugares haciéndole ver las diferencias de vida y de actitudes morales. El título original es “Cielo y tierra” y los ingleses la titularon “Arriba y abajo” Pero Kurosawa no es maniqueo y en muchos momentos nos presenta a Godo y al secuestrador como dos personas iguales, que pueden confundirse en actitudes, y eso lo consigue de una forma maestra utilizando los reflejos de estos dos personajes en unos cristales. Esta escena es digna de formar parte de los momentos cumbre del cine. Otra idea brillante es la de colorear en rosa el humo delator cuando toda la película es en blanco y negro. Más de uno recordara a la niña de rojo en “La lista de Schindler” La estructura que utiliza el director es magnífica para que el espectador se implique en la historia: la primera mitad está rodada casi toda ella en un salón refrigerado de una casa lujosa; la segunda mitad está rodada en ambientes calurosos y sofocantes. En la primera hora de película que transcurre en el salón Kurosawa hace que los actores se muevan con gran naturalidad y coloca la cámara de tal forma que consigue encuadres como verdaderas pinturas artísticas. En este primera parte Toshiro Mifune consigue una de sus mejores interpretaciones a mi modo de ver, y mucho más cuando siempre se le ha asociado a gestos toscos y movimientos bruscos. Después pasa al exterior, empezando por la secuencia del tren que no dura más de cinco minutos pero son los cinco minutos más excitantes de la historia del cine, seguramente por la maestría de utilizar cámaras en mano. La fase de investigación está realizada como un documental pausado y detalloso para llegar a una bella secuencia en Chinatown, en el “callejón de la droga” Después la película desarrolla todos los elementos del thriller o de las películas policíacas pero perfectamente combinados con los del drama psicológico lo cual también se debe a una interpretación en general más que sobresaliente por parte de todos los actores, aún los de los papeles más cortos.

7 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Una auténtica obra maestra, sin ningún género de dudas… Tuve la inmensa suerte de poder verla hace unos años, en que Garci la proyectó en su programa Qué grande es el cine (por aquel entonces, en la 2 de TVE), y me dejó totalmente impresionado. Mis apuntes sobre ella las desarrollé en una reseña, que puedes encontrar en mi blog, si te interesa.

Un abrazo y hasta pronto.

Pepe del Montgó dijo...

La tengo subtitulada en español y es así como me gusta ver estas películas. Después de tu reseña pienso sacarle más partido.

AMADO MIO dijo...

yo es que las pelis japos, no he visto una todavía que pueda ponerme, no doy para más.

Lewt dijo...

No conocía esta película y gracias a tu ciclo acabo de descubrir una obra maestra. Yo pensaba que eso de los thrillers era cosa de los americanos, pero he comprobado que ya no es así.

Cristina dijo...

La recuerdo vagamente del ciclo de Garci, me quedó una opresiva sensación de angustia de recuerdo.Casi tanto como ese rojo rojísimo de tu entrada

Fran dijo...

Hola Jack!
Me he tirado un buen rato buceando por tu blog y me parece muy interesante, tambien me he visto alguno que otro enlace de varios blogs. Pues nada, por aqui nos pasaremos en lo sucesivo, saludos!

Samantha Devin dijo...



Mi nombre es Samantha Devin. Soy escritora y te escribo porque un lector de mi blog me ha enviado un mensaje recientemente informándome de que uno de mis post ha sido robado palabra por palabra. El post es Reflejos en un ojo dorado. Te escribo por he visto que has dejado un comentario en el blog de esta ladrona que se hace llamar Susan Lenox y creo que te gustaría saber que estás que siguiendo a una especie de sociópata con aires de grandeza, aparte de muy poca inteligencia, que no tiene ningún pudor en robar para parecer inteligente. Juzga por ti mismo qué clase de persona puede copiar al pie de la letra un post y adjudicárselo y responder con "Gracias me alegro que te guste mi post" sabiendo que lo ha robado. Estoy utilizando mi tiempo, que es escaso, para escribir a todos los seguidores de esta "persona" porque considero que este acto es, aparte de patético, una vergüenza y se merece que la gente sepa lo que es capaz de hacer para darse crédito. Si ha robado mi post seguramente ha robado otros que aparecen en su blog. Te agradecería que difundieras esto. Yo por mi parte ya se lo he comunicado al servicio que tiene Google contra el pirateo y voy a hacerlo público en mi página de facebook, etc.
Puedes comprobar que mis novelas han sido publicadas por Planeta y Plaza&Janes y traducidas al alemán y publicadas en Alemania, Austria, Suiza y Luxemburgo.Yo no gano nada con mi blog. Simplemente escribo de vez en cuando sobre lo que me interesa y sólo cuando tengo algo interesante que decir. Te copio el enlace http://blog.samantha-devin.com/ Ahí puedes ver que el post fue escrito en Julio. La entrada está además publicada en Culturamas una revista cultural con la que colaboro desde hace tiempo.
Esta persona tiene que estar muy enferma o ser muy estúpida para creer que puede robar impunemente el trabajo de otros. No acierto a entender qué satisfacción puede encontrar alguien en que le digan cuánto gusta lo que ha escrito sabiendo que lo ha robado. Pero obviamente hay gente para todo.

Gracias por tu tiempo.
Un saludo,
Samantha Devin